La prueba casera del aceite para saber si estoy embarazada

En el mercado existen diferentes métodos para que una mujer pueda saber en cuestión de horas y minutos si se encuentra o no embarazada, como son el test de sangre y el test de orina. Sin embargo, existe una tercera vía, la tradicional, que utilizaba métodos con los que en tiempos pasados se podía saber con una cierta fiabilidad si una mujer iba a tener un bebé.

Una de las pruebas de embarazo caseras más utilizadas es la prueba del aceite, un método sencillo que es bastante fiable (se estima que tiene un acierto de entre un 70 y un 80%) pero no como las pruebas que se pueden encontrar en farmacias. Por ello es recomendable que tanto si existen dudas como si no tras este test casero, se confirme el resultado con uno de los métodos actuales que pueden adquirirse en farmacias o realizarse en el laboratorio de hospitales.

¿Cómo se hace la prueba casera con aceite?

Para realizar este test debemos seguir los siguientes pasos y tener en cuenta una serie de consideraciones básicas que os indicamos a continuación:

  • En primer lugar se necesita un vaso de cristal que se encuentre perfectamente limpio, un poco de aceite de oliva y orina, siendo recomendable que esta última sea del primer pis de la mañana. También se necesita un gotero o cuchara esterilizada y un segundo recipiente que, al igual que el anterior, debe estar totalmente limpio.
  • En primer lugar se debe orinar en el interior del recipiente, dejando que la muestra se enfríe durante espacio de aproximadamente una hora. Si tenemos prisa podemos meterla en la nevera durante un tiempo aproximado de 15 minutos, aunque preferiblemente esperaremos en torno a una hora para continuar con la prueba.
  • Pasado este tiempo y con ayuda de la cuchara esterilizada o gotero, procederemos a añadir dos gotas de aceite de oliva en otro recipiente. En él se añade un poco de orina con cuidado de que esta no llegue a tomar el aceite.
  • Unas horas más tarde será el momento de ver los resultados. Si la orina y el aceite se han unido quiere decir que estás embarazada, mientras que si ambas sustancias se han quedado sin moverse ni tocarse quiere decir que no lo estás.

Con esta prueba casera podrás conocer si estás o no embarazada, si bien lo mejor es contrastar y confirmar el resultado acudiendo al médico o realizando algún tipo de prueba médica (test de sangre u orina), con las cuales se podrá confirmar si el resultado obtenido con este test con aceite es válido y fiable en su caso concreto.

En la antigüedad, con muchos menos medios clínicos para poder determinar un embarazo se hacían uso de este tipo de pruebas caseras ya que era la única forma de poder conocer o intuir que una mujer iba a tener un bebé antes de que comenzase a dar evidencias de su estado por sus cambios físicos y otros síntomas como nauseas o antojos. Este tipo de test pasaban de generación en generación de abuelas a madres y posteriormente a nietas, teniendo cada persona una prueba preferida por encima del resto que venía determinada por su propia experiencia o la de sus círculos más cercanos.

Te animamos a que continúes visitando nuestro blog, en el que encontrarás toda la información que necesitas sobre la prueba de embarazo, tanto con los test actuales como con otras pruebas caseras similares a la del aceite (prueba del vinagre, prueba de hervir orina, prueba del cloro, prueba del péndulo…) . Así podrás saber si realmente estás embarazada o por el contrario aún tendrás que esperar para tener a tu bebé.

Leave a Reply